Uno de una noche de luna. Pero termina bien. — Nadie: una ilustre desconocida

Hoy te pongo un cuento viejo, muy viejo, a lo mejor porque me levanté nostalgiosa, como ansiando volver a tiempos más inocentes. ¿Quién se acuerda, acá por Argentina, de cuando el colectivo costaba un peso con setenta y cinco centavos y se pagaba con monedas? A ver quién me detecta las otras antiguallas… Levanten la […]

a través de Uno de una noche de luna. Pero termina bien. — Nadie: una ilustre desconocida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s